ODS5: Igualdad de Género


Artículos relacionados:


Proyecto “Mujeres a lo loco” en el IES “Clara Campoamor”, de Zaragoza (05/11/2020)

Una propuesta internivelar, del CEIP “Domingo Miral” (Zaragoza) (22/07/2020)

Cortometraje «Amor tutti frutti» del IES «Clara Campoamor», de Zaragoza (15/06/2020)

Composiciones confinadas en el IES “José Manuel Blecua”, de Zaragoza (8/06/2020)

Magazine sûr la Rèvolution française (IES “Pablo Serrano”, de Zaragoza) (02/06/2020)

“Recreos activos” en el IES “Baltasar Gracián”, de Graus (Huesca)

Los ODS y el día de la Paz en el IES «Clara Campoamor», de Zaragoza (20/02/2020).

“Hilvanando Culturas, Confeccionando el Futuro” en el CEIP “Ramiro Solans”, de Zaragoza (01/02/2020)

Acciones por una sociedad igualitaria en el IES «San Alberto Magno», de Sabiñánigo (Huesca) (04/12/2019)

El IES «San Alberto Magno», de Sabiñánigo (Huesca), en «Cosas de clase» (Aragón TV) (06/03/2019)


Si bien entre 2000 y 2015 se produjeron avances a nivel mundial con relación a la igualdad entre los géneros gracias a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (incluida la igualdad de acceso a la enseñanza primaria), las mujeres y las niñas siguen sufriendo la discriminación y la violencia en todos los lugares del mundo.

La igualdad entre los géneros no es solo un derecho humano fundamental, sino la base necesaria para conseguir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Lamentablemente, en la actualidad, 1 de cada 5 mujeres y niñas entre 15 y 49 años de edad afirmaron haber experimentado violencia física o sexual, o ambas, en manos de su pareja en los 12 meses anteriores a ser preguntadas sobre este asunto. Además, 49 países no tienen leyes que protejan a las mujeres de la violencia doméstica. Asimismo, aunque se ha avanzado a la hora de proteger a las mujeres y niñas de prácticas nocivas como el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina (MGF), que ha disminuido en un 30% en la última década, aún queda mucho trabajo por hacer para acabar con esas prácticas.

Si se facilita la igualdad a las mujeres y niñas en el acceso a la educación, a la atención médica, a un trabajo decente, y una representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se estarán impulsando las economías sostenibles y las sociedades y la humanidad en su conjunto se beneficiarán al mismo tiempo.

Estableciendo nuevos marcos legales sobre la igualdad de las mujeres en el lugar de trabajo y la erradicación de las prácticas nocivas sobre las mujeres es crucial para acabar con la discriminación basada en el género que prevalece en muchos países del mundo.